Viernes, 02 Junio 2023
Buscar
Muy nuboso con niebla
11 °C
El tiempo HOY

Soria

Aparicio (FOES): "Las ayudas de funcionamiento son mera limosna"

El presidente de FOES, Santiago Aparicio, ha criticado la permanente crispación que vive la sociedad española, en la que una parte de los políticos están empeñados en desprestigiar a los empresarios, cuando en Soria, por no ir más lejos, crean ocho de cada diez empleos de mercado laboral. 

Discurso del presidente de FOES en entrega de premios empresariales

Queridos amigos:

Gracias por asistir a esta Gala, que organizamos los empresarios sorianos para reconocer la importante labor de la empresa y del empresario en nuestra sociedad soriana.

Gracias a nuestros patrocinadores, gracias a la Fundación Duques de Soria por cedernos el claustro, y gracias también a la Diputación de Soria por cedernos este maravilloso espacio, que ya se ha convertido en sede oficial de la entrega de los premios empresariales FOES, que como decía anteriormente, no son otra cosa que un reconocimiento a la labor diaria de todos los empresarios sorianos, como claros ejemplos de creación de riqueza y de empleo.

Reconocimientos que hoy materializamos con nombres y apellidos, en nuestros seis galardonados: Roberto González Hernansanz, Bodegas Castillejo de Robledo, Alejandro del Amo Álvaro, Connect Health, Hermanos Peña Arribas y Cárnicas Arche.

He de deciros que a pesar de estar en un acto de reconocimiento, muy pocos empresarios, y menos los sorianos buscan ese reconocimiento (y doy buena fe de ello!), pero no es menos cierto, que una vez que el reconocimiento llega (por sorpresa, siempre) supone gran satisfacción y también motivación, pues es una forma de ver recompensado el esfuerzo y la dedicación depositados a lo largo de los años. Estos reconocimientos, suponen además una gran responsabilidad que ayuda a aumentar, más si cabe, el compromiso de nuestros premiados con nuestra tierra.

Porque éste es justamente el objetivo último de los Premios FOES que año a año celebramos: reconocer la trascendencia de la empresa en la sociedad soriana, en cuanto a creación de riqueza; recordar que ocho de cada diez puestos de trabajo, son creados por empresas y por autónomos; porque este dato tan significativo, últimamente parece haberse olvidado, pues asistimos no sólo a un continuo cuestionamiento del papel del empresariado, sino también a una constante agresión contra  quienes crean empleo y riqueza en España.

Y es que atacar al sector empresarial, a las empresas y a quienes las representamos, se está convirtiendo en costumbre general de muchos de los que nos dirigen y de otros tantos que aspiran a dirigirnos; parece que en general, desprestigiar a quienes mantienen el país, es una buena estrategia populista para captar votos, que se intensifica especialmente en este año 2023, de corte marcadamente electoral.  

Ataques que cuestionan el papel del empresariado, el papel de las organizaciones empresariales, y en general, el papel de la iniciativa privada. Ataques contra autónomos, contra comerciantes, agricultores, contra ganaderos, pequeñas y medianas empresas, también, contra grandes empresas y contra los representantes empresariales. En definitiva, contra todo aquello que esté relacionado con el tejido empresarial, ése que ejerce legítimamente su actividad, desde la libertad de empresa reconocida por la Constitución española.

Y es que vivimos en un tiempo en el que, el conflicto y el enfrentamiento fácil, ése que se consigue apelando a las emociones y a los intereses individuales, y deja de lado la razón y el interés colectivo, es parte del día a día: o eres de derechas o eres de izquierdas, o eres como yo, o eres racista, misógino, anti demócrata, fascista y mentiroso; o eres empresario o eres trabajador, y en todo caso, o eres de los míos, y entonces eres de los buenos, o no eres de los míos y entonces eres de los malos… O eres mi amigo, o eres mi enemigo.

Y yo me pregunto, y comparto mi duda con vosotros, esa permanente crispación que intenta convencernos de que nuestra sociedad está dividida en dos bandas rivales y enemigas, ¿está presente en vuestro día a día?        

Yo personalmente creo que no es parte de la realidad que vivimos. Esa polarización destructiva no está en nuestras calles, no está en nuestros centros de trabajo, ¡todavía no!, porque la gran mayoría de ciudadanos, sabemos que para convivir, para llevarse bien, no hace falta pensar igual, no hace falta tener las mismas ideas… simplemente hacer falta tener el mismo respeto.

En nuestro día a día de única organización empresarial representativa de la provincia de Soria, en las relaciones que mantenemos con los sindicatos UGT y CC.OO., ¿qué les voy a contar? Las opiniones son muy, muy diferentes, e incluso podríamos decir, que los intereses son contrapuestos, pero siempre, siempre, en los 47 años que llevamos de democracia en España, empresarios y trabajadores, hemos sido capaces de llegar a acuerdos, siempre cediendo por las dos partes, ¡y no sin dificultad!, pero siempre desde el respeto a quienes defienden intereses distintos a los nuestros, a quienes piensan diferente a nosotros,  y asumiendo la responsabilidad que nos confiere el artículo 7 de la Constitución española, como representantes legítimos de los empresarios y de los trabajadores españoles.

Respeto desde el que hemos logrado construir una paz social de la que nos sentimos orgullosos. Una paz social, imprescindible para el desarrollo y para el bienestar de toda comunidad, pero de la que no somos conscientes, porque por desgracia, cuando una sociedad está en paz, no genera ruido en los medios de comunicación. Porque las buenas noticias, no venden, pero si esta paz social se quebrase, la echaríamos de menos; se hablaría de ello, ¡seguro! y traería consecuencias muy negativas y un impacto perjudicial para nuestra economía. A nadie se le escapa, que la falta de paz social genera inestabilidad, repercute en el clima de inversión, ralentiza el crecimiento, afecta el empleo, y en cadena, hace decaer el consumo.

Y esta es la dirección a la que vamos abocados, a la que nos lleva esa estrategia continua de enfrentarnos, de polarizar a la sociedad, de demonizar al contrincante; de crear enemigos que tienen la culpa de todo. Esa estrategia que conscientemente simplifica discursos para evitar entrar en detalles, para no dar explicaciones sobre su gestión y en definitiva, para no hablar de los problemas reales a los que nos enfrentamos como sociedad.

Para no hablar de las cosas que realmente importan a los ciudadanos:

  • Para no hablar de una deuda pública equivalente al 115% de nuestro PIB, con las consecuencias obvias en materia de impuestos.
  • Para no hablar de una política monetaria con tipos de interés crecientes que frenarán, sin duda las inversiones y que endurecerán los estándares crediticios para todos, no sólo para los empresarios.
  • Para no hablar de la inflación y de la repercusión que tendrá en el consumo, en el poder adquisitivo, en los costes adicionales para las empresas, en la inversión privada, y, también, en las finanzas públicas.
  • Del incremento de la presión fiscal sobre las empresas, todo ello en un contexto económico, financiero y geopolítico complicado, muy complicado.

Y si enfocamos más, si nos detenemos en nuestra querida Soria nos encontramos con otro sinfín de problemas, de los que no se quiere hablar:

  • De las grandes dificultades que tenemos las empresas para encontrar trabajadores;
  • Del goteo continuo de cierres de pymes, no por cuestiones económicas, sino por jubilaciones y por falta de relevo generacional.
  • De la pérdida de nuestros jóvenes: de esos seis de cada diez universitarios sorianos obligados a estudiar fuera, con muy escasas o nulas posibilidades de volver.
  • De esa disminución de población en nuestro medio rural.
  • Del empobrecimiento de los servicios públicos en nuestros pueblos.
  • De una sanidad colapsada con continuos recortes, o de un hospital Santa Bárbara que bien podría llamarse “hospital del Pilar”, puesto que empieza a asemejarse a la obra del Pilar…

Problemas gravísimos que vienen de lejos, derivados de que los habitantes de Soria somos pocos, y contamos poco. Derivados en definitiva de nuestra despoblación, un problema que sigue siendo ignorado y que sigue sin ser afrontado de forma seria y ambiciosa; que se utiliza como escudo para todo, pero que en la práctica, parece importar nada.

¿Y qué decir de las ayudas de funcionamiento? Unas ayudas que nos costó mucho conseguir a los empresarios de Soria, Teruel y Cuenca, y que se han quedado convertidas en mera limosna. Creo que todos los aquí presentes saben, que, si las cuantías no se incrementan, será imposible que se traduzcan en un mayor desarrollo económico para Soria.

Y seguimos con los problemas reales de los que no se quiere hablar:

  • De una autovía del Duero en eterna fase de construcción…
  • De una única línea de ferrocarril, la Torralba –Soria, que se moderniza, pero obsoleta ya antes de ser acabada, puesto que no va con los tiempos, ni con las políticas actuales: no se electrifica y por tanto seguirá utilizando composiciones diésel, en una Europa que pide no contaminar y que legisla para cumplir ese compromiso.
  • Y en este ámbito, ¿qué decir de la exclusión flagrante de Soria de la red transeuropea de transporte ferroviario?. Esa exclusión que nos convierte en una isla dentro de España, y también dentro Europa, y que a nadie parece importarle, porque nadie levanta la voz, y nadie quiere hablar de ello. Es más, parece que nuestros políticos están esperando que pase el tiempo, para que los mapas propuestos por el Ministerio de Transportes devengan definitivos y entonces, decirnos que ya no hay solución, y que deberíamos haberlo advertido antes…

Y no será porque desde FOES, desde la organización voz del empresariado soriano, llevamos tiempo informando, alertando, proponiendo soluciones, levantando la voz, -molestando, pensarán algunos-… pero no hay peor sordo que el que no quiere oír.

Y no hay peor ciego que el que no quiere ver… Y como muestra significativa, les contaré que estando en época electoral, 2023, ¡sorprendentemente!, ha sido el año electoral en el que FOES y nuestras organizaciones sectoriales, han mantenido menos reuniones con partidos políticos, a solicitud de los propios partidos políticos…

Y esto dice mucho de la desafección mayoritaria entre la política y la sociedad civil, o entre la clase política y la clase empresarial.

Y es que parece que hoy, la foto de políticos con empresarios, no vende… ¡Increíble, pero cierto!

Es inquietante pensar que gran parte de quienes aspiran a ostentar el poder político, no tengan ningún interés en conocer lo que necesitan los empresarios; es preocupante, que no quieran saber cómo mejorar la situación de quienes crean el 80 por ciento del empleo… Y espero que esta falta de interés, no sea porque, en esta estrategia de polarizar para ganar votos, los empresarios seamos los “otros” a quienes hay que demonizar y convertir en el enemigo…

Vivimos en la época de la comunicación, pero por desgracia, no en la época del diálogo; parece que no merece la pena perder tiempo en dialogar con un interlocutor con ideas propias y seguramente diferentes, para entender su posición y quizá compartirla, aunque con matices; porque la profundidad que da ese encuentro, es imposible condensarla en un tweet, o en un titular, que es en definitiva la política que se viene haciendo en los últimos años; la política de los eslóganes, de los extremos, del conmigo o contra mí; la que vende y la que engrasa la maquinaria electoral.

En definitiva, parece que sale más rentable enfrentar y polarizar en el marco del “todo vale”; parece que sale más rentable obligar a vivir en una sociedad que sólo admite el blanco y el negro, que utilizar una estrategia empática e integradora que refuerce a la comunidad y que amplíe la gama cromática.

Observando con profunda preocupación en lo que nuestra sociedad podría llegar a convertirse de seguir así, desde esta tribuna, en nombre de los empresarios sorianos, tiendo la mano a todos para dialogar, para entender nuestras posturas y nuestras necesidades. Tiendo la mano a colaborar, para que a esta tierra le vaya bien, para que les vaya bien a las empresas, a los empresarios, a los trabajadores, y en definitiva, para que les vaya bien a los ciudadanos. Tiendo la mano para dar lo mejor, por parte de unos y también por parte de otros.

Porque las empresas, aun con muchas dificultades, pueden seguir apostando por el territorio, pero si no hay refuerzos, no hay apoyo real, si lo que sienten es desidia y desafección, el sector empresarial soriano, irá debilitándose poco a poco, sólo por una pura y lógica cuestión de tendencias demográficas.

Y si lo enfocamos desde el ámbito colectivo, desde las organizaciones empresariales, desde FOES podemos seguir buscando lo mejor para nuestras empresas, en todos los ámbitos y en todos los sectores; podemos seguir haciendo presión en Europa para que a provincias como la nuestra, con tantas debilidades, se nos tenga en cuenta de una forma diferente. Podemos seguir tratando de atraer empresas nuevas a nuestra provincia, trabajar para que nuestros jóvenes retornen a las pymes del territorio, pero lo cierto es, que nos sentimos muy solos, y si desde las instituciones no hay interés en entender que estas necesidades son del territorio, son de Soria, y no de los empresarios, poco o nada avanzaremos… Más bien, iremos para atrás como el cangrejo, al creer y hacer creer, que, porque estas cuestiones las decimos los otros, ya no va con nosotros…

Tiendo la mano para que entendamos los problemas de Soria y de los sorianos, como propios, con independencia de si provienen de trabajadores o de empresarios, y la solución, como una responsabilidad compartida, como un deber mutuo, con independencia de quien esté en el poder.

Frente a esta polarización artificial, que no nos lleva a ningún sitio, pero que puede llegar a cronificar este enfrentamiento innecesario, propongo con carácter general formalizar el debate público de ideas, desde el respeto y desde el alejamiento de maniqueísmos y de populismos. Propongo un cambio de estrategia, una cultura que respete al adversario y que quiera llegar a acuerdos desde el reconocimiento de la diferencia; desde la voluntad de construir y de avanzar en cuestiones que nos preocupan a la mayoría, como algunas de las que he relatado con anterioridad.

¡Anda que no tenemos retos y tareas importantes por las que trabajar en colectivo, en los próximos 4, 8 ó 20 años! Dejemos de vernos como miembros de una tribu enemiga, como adversarios patológicos, y para ello deberíamos ser capaces de generar espacios de debate, para conversar, para discutir ideas y generar puntos de encuentro; siempre desde el respeto a lo que cada uno representa, desde la responsabilidad de las instituciones y también de la sociedad civil, porque a donde nos dirigimos, si éste devenir no cambia, es a un abismo muy peligroso.

Ya decía Machado que “Es propio de aquellos con mentes estrechas, embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza”.

Pues bien, para agrandar las mentes de unos y de otros, para no embestir, para empatizar, es necesario conocer, y permítanme que vuelva al inicio y recuerde que este acto, tiene como objetivo fundamentalmente, reconocer y conocer el compromiso de la empresa y de los empresarios con nuestra sociedad, y hacerlo visible, premiando las trayectorias de los mejores de nuestros empresarios con nombres y apellidos.

Hombres y mujeres de quienes, nosotros, compañeros empresarios, nos sentimos orgullosos y con quienes compartir una conversación, para conocerlos, entenderlos, y ¿quién sabe? si para admirarlos, debiera ser un “debe” de todos, pero, sobre todo, de quienes aspiran a gestionar la cosa pública.

  • Cárnicas Arche, Mención Especial FOES 2022. No es tarea fácil encontrar sagas familiares que sepan trasladar de padres a hijos la pasión por el negocio, y tenemos la suerte de contar con una de esas sagas sorianas entre nosotros. Alfonso, Adorinda, Alfonso hijo, Javier y Miguel Ángel, sois unos profesionales de la carnicería, del saber hacer artesano y contáis con las ganas de mejorar aún más si cabe, la calidad de vuestros productos de generación en generación, y ya van cuatro, que ahí es nada!! ¡Felicidades por vuestros más de ciento diez años de historia empresarial!
  • Hermanos Peña Arribas, Premio FOES Empresario Soriano en el Exterior 2022: Julio y José, que en paz descanse. Sorianos en la diáspora, como tantos miles de mujeres y hombres nacidos en Soria y obligados a marcharse por falta de oportunidades. Enhorabuena, por vuestra visión e innovación en el sector de las plantas ornamentales. Sois un referente de éxito para todos nosotros y deciros, que, como sorianos, nos honra enormemente contar con empresas como la vuestra en el panorama empresarial nacional.
  • CONNECT HEALTH, Premio FOES Empresa Soriana Innovadora 2022. Nuria y Fernando, Fernando y Nuria. Dos sorianos tenaces, entusiastas, infatigables e innovadores que han hecho de su proyecto empresarial, su proyecto de vida. Con adn local, pero con miras globales, no han dudado en cruzar el océano Atlántico, hasta Canadá, para consolidar y escalar su proyecto empresarial. Enhorabuena!! Estoy convencido de que, dentro de unos años, Connect Health será todo un referente tecnológico en el mundo de la sanidad global.
  • ¿Hay un componente genético empresarial? Las opiniones de los expertos son diversas, si bien yo me aventuro a decir que si, pues nuestro Premio FOES Joven Empresario Soriano 2022, Alejandro del Amo Álvaro, lleva en su sangre adn empresarial de primera. Felicidades Alejandro!, porque llevas ejerciendo de forma proactiva la profesión de empresario desde hace años, apostando por la diversificación, conociendo lo que es el riesgo y por supuesto, el éxito. Nos llena de orgullo ver que jóvenes empresarios como tú, habéis tomado el relevo en la vida económica de esta provincia ¡Felicidades!
  • Bodegas Castillejo de Robledo, Premio FOES Empresa Soriana 2022. Un ejemplo de constancia, tesón, saber hacer, y siempre, sinónimo de prestigio. Jerónimo, alma mater de Bodegas Castillejo de Robledo, apasionado del terruño, de las viñas y buscando siempre, cosecha tras cosecha, la excelencia del vino. En definitiva, este galardón es para recompensar la profesionalidad, la pasión y el éxito de un proyecto de personas que creyeron en las posibilidades del territorio, proyecto que lleva tiempo dando sus frutos, y que ha convertido a Bodegas Castillejo de Robledo y a sus caldos, en una seña de identidad de nuestra provincia. ¡Enhorabuena todos los que formáis parte de ella!
  • Roberto González Hernansanz, Premio FOES Empresario Soriano 2022 y Premio CEOE Castilla y León 2022. Empresario con mayúsculas, hombre discreto, y con una trayectoria empresarial imparable. Donde otros vieron crisis, él supo ver oportunidades, creciendo, haciéndose más fuerte y consolidándose como un referente en su sector. Roberto, eres claro ejemplo de constancia, de trabajo bien hecho, de superación, de estrategia empresarial y de compromiso con el sector de la construcción. Felicidades a ti, y a toda la familia, pues sois desde hace tiempo, un equipo perfecto.

Quienes compartimos profesión, sabemos lo que cuesta hacer crecer una empresa, lo que supone mantener día a día un negocio; conocemos vuestras historias, vuestros éxitos, también vuestros fracasos y por todo eso, nos sentimos orgullosos de vosotros.

Sabemos lo que significa la preocupación diaria por vuestros trabajadores, por sus familias, por vuestros proveedores, por vuestros clientes... Estamos orgullosos de lo que sois, de lo que habéis conseguido con vuestro esfuerzo y trabajo, y orgullosos de lo que representáis.

Estad seguros de que desde FOES, seguiremos poniéndoos a vosotros, y a los empresarios que os sucedan, tal y como hemos hecho con los que os han precedido, como ejemplos a seguir, mostrando vuestras aportaciones a la sociedad, y haciendo entender a todo el que quiera escuchar, que, sin empresas, que, sin empresarios como vosotros, ningún territorio puede desarrollarse. Que sin empresas y sin empresarios, no hay futuro posible.

¡Felicidades de nuevo a los galardonados! y ¡Enhorabuena por haber decidido ser empresarios en esta tierra soriana!

Muchas gracias a todos los que habéis hecho un esfuerzo por acompañarnos, por escucharnos y también por entendernos. Gracias a todos de corazón: a los que pensáis parecido a nosotros, y también, a los que pensáis diferente a nosotros.

¡Feliz tarde!

Fdo. Santiago Aparicio, presidente de FOES

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: soria

Subsección: Soria

Id propio: 71415

Id del padre: 9

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia