Lunes, 24 Junio 2024
Buscar
Despejado
21.1 °C
El tiempo HOY

Junta de Castilla y León

Resultados notables en campaña contra incendios forestales

Las hectáreas foretales quemadas en 2023 han descendido un 83 por ciento respecto a la media del decenio y el número de incendios se ha reducido un 34 por ciento.

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha comparecido ayer ante la Comisión de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de las Cortes de Castilla y León para informar sobre el balance de la campaña de lucha contra incendios forestales correspondiente al año 2023.

Suárez-Quiñones ha calificado la campaña de 2023 como excelente y excepcional, con unos resultados notables, comparables a las destacadas campañas de 2018 y 2020.

Se registraron 923 incendios, marcando un descenso significativo del 34 por ciento respecto a la media del último decenio (2013-2022).

El 82,6 por ciento de los incendios se quedaron en conato, superando la media en un 14,3 por ciento.

La superficie forestal quemada fue de 3.371 hectáreas, un 83 por ciento menos que la media del decenio, de las cuales solo 795 hectáreas son de superficie arbolada.

Causas naturales, como rayos, aumentaron (8 % a 8,99 %), mientras que incendios por negligencias descendieron (30 % a 25 %).

No se registraron Grandes Incendios Forestales y disminuyeron los niveles de gravedad declarados (13 frente a la media del último decenio, que está en 30).

En cuanto al origen de los incendios, se destaca que, tanto aquellos provocados por causas naturales, negligencias y accidentes, como los intencionados, muestran valores significativamente inferiores a la media de los últimos 10 años.

El presente año evidencia una disminución en el número de incendios debidos a negligencias y accidentes, totalizando 231 siniestros, lo que representa un 5,16 % menos que la media del último decenio, que alcanza los 422 siniestros.

Por otro lado, se observa un aumento moderado en los incendios originados por causas naturales, principalmente rayos, totalizando 83 y representando un 8,99 %, frente al 8,58 % de media (120 de media).

En cuanto a los incendios con intencionalidad, se mantienen en la media, con 514, lo que corresponde al 55,69 por ciento del total.

Aunque se aprecia un ligero aumento del 0,51 % respecto a la media del último decenio, que es de 772 siniestros (55,18 %). Los incendios de origen desconocido constituyen el 9,86 %, mientras que los casos de reproducción representan un mínimo porcentaje, el 0,43 %.

Condiciones Meteorológicas

La primavera fue cálida y seca, presagiando una campaña complicada. La sequía y altas temperaturas llevaron a declarar Peligro Medio desde el 31 de marzo hasta Peligro Alto a partir del 12 de junio.

Las lluvias de junio mitigaron riesgos, aunque julio y agosto fueron secos y calurosos. Septiembre, por su parte, fue cálido y húmedo, lo que mejoró la vegetación.

Destacaron condiciones extraordinarias en agosto, que llevaron a declarar alerta en varias ocasiones.

Octubre mantuvo las condiciones cálidas y húmedas.

En definitiva, en Castilla y León el verano 2023 ha sido muy cálido y húmedo. El tercero más cálido (junto al verano 2017), desde 1913, fecha a partir de la cual se dispone de más de 10 estaciones disponibles para tener registros.

Solo los veranos de 2022 y 2003 han sido más cálidos. Desde el punto de vista pluviométrico, destaca la gran diferencia entre la precipitación registrada en junio, con superávit del 121 %, y la correspondiente a julio y agosto, con déficit de precipitación (70 % y 83 %, respectivamente), tomando como referencia el periodo 1991-2020.

Distribución geográfica

Como es habitual, la parte oeste de la Comunidad concentra la mayor incidencia de incendios forestales, abarcando el 64,6 % de los incendios totales (104), el 47 % de incendios y conatos (433), el 66,72 % de la superficie forestal quemada (2.249 ha), y el 80 % de la superficie arbolada afectada (635 ha) en las provincias de León, Salamanca, y Zamora.

Este año, se añaden los datos de Ávila, con 101 incendios (84 conatos y 17 incendios), que quemaron 560 hectáreas. También, la provincia de Burgos reporta 99 incendios (84 conatos y 15 incendios), con una superficie afectada de 412 hectáreas.

Estos números resaltan la necesidad de continuar concienciando a la población sobre la importancia de extremar precauciones y evitar imprudencias.

También es importante observar las normas establecidas, adoptar medidas preventivas y colaborar en la investigación de causas, son aspectos esenciales. La denuncia a las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado se presenta como un medio fundamental para identificar, detener y sancionar a los responsables de incendios intencionados.

Operativo

La campaña actual enfatiza la destacada labor del Operativo, coordinado desde los 10 Centros de Mando, logrando un porcentaje histórico de conatos (82,6 %) y evitando que ningún incendio alcanzara la categoría de Gran Incendio Forestal (GIF).

El despliegue máximo del Operativo durante la EPA contó con 4.715 efectivos, todos ellos profesionales forestales (4.377 pertenecientes a la Junta de Castilla y León y 338 de la Administración General del Estado).

Esto supuso un incremento de 175 efectivos con respecto a 2022 e incluyó la incorporación de nuevos técnicos, la creación de un nuevo servicio en Servicio Centrales, la mejora de jefaturas en los Servicios Territoriales, la adición de 28 operadores a los Centros de Mando, y la inclusión de 4 Unidades de Brigada y Autobomba (UBA) en Ávila, León, Salamanca, y Zamora.

 

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: cyl

Subsección: Junta de Castilla y León

Id propio: 75721

Id del padre: 97

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia