Viernes, 06 de Diciembre de 2019
Buscar
Despejado
7 °C
El tiempo HOY

Junta de Castilla y León

La campaña de incendios se cierra con 10.225 hectáreas quemadas

Del 1 de enero al 31 de octubre se han producido 1.704 incendios en la Comunidad, de los que el 69 por ciento se ha quedado en conato. La superficie forestal quemada ha sido de 10.225 hectáreas, lo que supone un descenso del 43 por ciento respecto a la media del decenio.

La campaña de incendios se cierra con 10.225 hectáreas quemadas

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha comparecido en las Cortes de Castilla y León para dar cuenta del balance de la campaña contra los incendios forestales 2019. 

“El balance presenta unos resultados globales con valores por debajo de la media del último decenio, tanto en número de incendios como de superficie forestal y arbolada afectadas, a pesar de las desfavorables condiciones meteorológicas (intensa sequía y altas temperaturas), que hacían prever una campaña 2019 de elevado riesgo”, ha resumido el consejero.

La Campaña de Lucha contra los Incendios Forestales 2019 en Castilla y León se ha saldado con solo un incendio calificado como ‘gran incendio forestal’ (más de 500 hectáreas), el de Gavilanes-Pedro Bernardo, y otros tres importantes incendios: El Hoyo de Pinares y El Arenal, en la provincia de Ávila, y La Granja de San Ildefonso, en Segovia.

Excepto éste último, los demás se desarrollaron en el mes de junio, fuera de la época de peligro alto, y dos de ellos, el de Gavilanes-Pedro Bernardo y el de El Arenal, coincidentes en el tiempo, 28 y 29 de junio, en medio de una ola extraordinaria de calor.

No obstante, la rápida intervención del operativo en el incendio de El Arenal y el apoyo de la población local evitó su propagación y que alcanzara el nivel de GIF (gran incendio forestal, más de 500 hectáreas), como apuntaban los condicionantes, según ha explicado el consejero de Fomento y Medio Ambiente.

Suárez-Quiñones ha destacado en su comparecencia que las condiciones meteorológicas hacían prever una campaña de elevado riesgo: el invierno más cálido de la historia, según la AEMET (Agencia Española de Meteorología), con una severa ola de calor en el mes de junio, “la ola de calor más extraordinaria en este mes desde que hay registros”. La escasez de precipitaciones determinó que entre el 1 de enero y el 30 de junio se declaran 999 incendios forestales, un 16% más que la media de los diez últimos años, aunque con una superficie forestal quemada un 16% menor, con 5.042 hectáreas.

Origen de los incendios

Respecto del origen de los incendios, el consejero ha señalado que esta campaña ha registrado una disminución en el número de incendios por negligencias o accidentes, contabilizándose por esta causa un total de 446 incendios, pasando del 34,6 por ciento de media del decenio a un 26,2 por ciento; sin embargo, ha habido un incremento de los incendios originados por causas naturales, que pasan del 6 por ciento al 9,15 por ciento.

Sobre los incendios intencionados, los datos apuntan a un leve descenso, un 2,2 por ciento, con un registro total de 927 incendios provocados, más de la mitad del total.

Suárez-Quiñones ha apuntado que se mantiene la localización habitual de la mayor parte de los incendios en las provincias del oeste y sur de la Comunidad, concretamente en Ávila, León, Salamanca y Zamora, que registran el 66 por ciento del número de incendios, el 87 por ciento de la superficie forestal quemada y el 86% de la superficie arbolada.

“De ahí la necesidad”, ha insistido, “de seguir incidiendo en la concienciación de la población sobre la necesidad de extremar las precauciones y evitar imprudencias”.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha querido destacar especialmente la colaboración del Operativo de lucha contra los incendios forestales de Castilla y León con otras administraciones y en otros territorios: del total de las 2.372 intervenciones contabilizadas, el operativo intervino fuera de la comunidad en 40 ocasiones, 21 en Portugal y 19 en otras comunidades autónomas limítrofes, y colaboró en 668 incendios no forestales auxiliando a medios locales de ayuntamientos y diputaciones.

Suárez-Quiñones completó la colaboración recíproca con la ayuda recibida de Portugal y de otras comunidades (18); de las diputaciones y ayuntamientos, y de la administración del Estado, que ha intervenido con los medios aéreos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en 97 ocasiones, la UME (Unidad Militar de Emerencias) en 7 incendios, y la Guardia Civil y el Seprona en la investigación de las causas e identificación de autores, y las unidades territoriales en misiones de seguridad en todo momento.

Incendios más destacados

Hoyo de Pinares (AV): registrado entre el 3 y el 5 de junio. Se quemaron 166 hectáreas arboladas, en un incendio dominado por fuerte viento y pasto muy seco y agostado. Su importancia radica en su causa, negligencia humana, por quemar papel higiénico un día con una climatología peligrosa. Intervinieron en su extinción 157 efectivos: 3 técnicos, 10 agentes medioambientales, 7 cuadrillas de tierra, 4 cuadrillas helitransportadas, 7 medios aéreos (5 HT –helicópteros- y 2 aviones anfibio), 13 autobombas y 1 una dotación de la UME.

Gavilanes-Pedro Bernardo (AV): registrado entre el 28 de junio y el 5 de julio, ha sido el único GIF contabilizado este año. Se quemaron 1.415 hectáreas -de las que 349 corresponden a masa arbolada y 1.065 a matorral-; supuso el 48% de la superficie forestal y el 42% de la superficie arbolada quemada en la provincia de Ávila en todo este año. Su extinción ha sido valorada por los técnicos del operativo como muy eficaz, dadas las características de pendiente y pedregosidad, y las adversas situaciones meteorológicas, ola extraordinaria de calor y primera noche con una temperatura mínima 29º C y viento fuerte de SE y humedad relativa menor del 25%.

En su extinción se movilizó un dispositivo integrado por 427 efectivos: 5 técnicos, 17 agentes medioambientales, 19 cuadrillas de tierra, 14 cuadrillas helitransportadas, 19 medios aéreos (15 HT y 4 aviones), 1 buldócer, 20 autobombas propias y conveniadas con ayuntamientos y la UME.

El incendio se originó por una negligencia, por contacto de una línea eléctrica con el arbolado.

El Arenal (AV): se originó el 29 de junio y su coincidencia con el de Gavilanes-Pedro Bernardo determinó la declaración del Nivel 2 provincial. Gracias a la rápida intervención del operativo y sus acertadas decisiones y con el apoyo de la población local, la superficie quemada se redujo a tan solo 33 hectáreas, en un incendio que podía haber sido muy peligroso.

La Granja de San Ildefonso (SG): declarado el 4 de agosto y sus causas aún se están investigando. Afectó durante 7 días a los términos municipales del Real Sitio de San Ildefonso y Palazuelos de Eresma, en Castilla y León, y levemente a Rascafría, en la Comunidad de Madrid, en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, con una superficie forestal afectada de 380 hectáreas de gran valor natural y paisajístico.

El dispositivo estuvo integrado por 617 efectivos, 28 medios aéreos (19 HT y 9 aviones), 28 autobombas, 3 dotaciones de la UME y 5 buldócer, además de 4 Puestos de Mando Avanzado y 1 UMAP (Unidad Móvil de Análisis y Planificación).

Incremento del Operativo 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha insistido en destacar “la excelente labor del Operativo contra incendios de la Junta”, dirigido de forma coordinada desde los diez Centros de Mando que, en su máximo nivel de despliegue durante la Época de Peligro Alto (EPA), ha estado integrado por 4.544 efectivos, incrementado, por tanto, en 175 trabajadores más que en 2018, y con un incremento del período de contratación de las cuadrillas, más meses fuera de la EPA, adaptado a la distribución de la población y de las masas forestales.

Destacan:

  •  La incorporación de 40 nuevos Agentes Medioambientales interinos desde este verano, reforzando las comarcas y provincias más necesitadas.
  • Se consolida la mejora de la cobertura anual del personal fijo discontinuo del operativo con:
    • La incorporación de un operador por CPM (Centro Provincial de Mando) / CAM (Centro Autonómico de Mando) -incremento de 64 meses de trabajo-. Total: 10 operadores. Está prevista una nueva ampliación del número de operadores.
    • La creación de 27 dotaciones nocturnas de 4 meses de autobomba en la Comunidad.
    • La creación de cuatro dotaciones de autobomba entre Truchas (LE) y Alcañices (ZA) y 3 conductores de autobomba en Soria.
    • La ampliación de las todas las segundas dotaciones de las autobombas que tienen ya entre 6 y 9 meses (incremento de 46 meses de dotación autobomba).
    • El fuerte incremento del tiempo de prestación de autobombas de León y Zamora (incremento de 30 meses en León y 40 meses en Zamora de dotación de autobombas). Pasando todas a 9 y 6 meses. Está previsto seguir con la ampliación, pasando todas las de León y Zamora a 9 meses (36 meses) e incremento de Ávila y Salamanca; total: 50 meses, 25 meses de dotación en cada provincia.
    • Los 119 meses anuales de prestación de helicópteros con el máximo despliegue en la época de peligro alto y el resto del tiempo variable en función de la meteorología; en primavera se contó con 11 helicópteros y en junio se adelantó la incorporación de varios helicópteros.
    • La ampliación del tiempo de la aeronave de coordinación, hasta los 4,5 meses para mejor cobertura y avanzar en una propuesta de modulo formativo básico en coordinación para personal del PMA e informes posteriores de los incendios.
    • Con todas la ELIF (cuadrillas helitransportadas) a doble turno, de forma que la ELIF de tarde tiene una parte diurna que funcionan como ELIF normal y a partir del ocaso que funciona como nocturna haciendo vigilancia móvil. Ello supone el incremento de 14 cuadrillas ELIF.
    • La ELIF autonómica está operativa la mayor parte del año. Durante la EPB se ha consolidado el funcionamiento de una cuadrilla ELIF B regional en Valladolid, asociada al helicóptero HOTEL.

El Operativo se completó con mejoras en medios materiales y elementos tecnológicos que han perfeccionado la gestión del incendio y han reforzado la seguridad, tales como la dotación de nuevos dispositivos tablets, nuevos módulos de mensajería para aplicación móvil que usa el personal técnico, mejoras en los sistemas de perimetración y de las aplicaciones informáticas de seguimiento de los incendios forestales.

“Esta vocación de permanente mejora mantendrá su continuidad durante la presente legislatura para cubrir adecuadamente los diversos niveles de riesgo durante todo el año y avanzar en la profesionalización del personal forestal que integra el Operativo”, recordado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, tal como había avanzado en su comparecencia al inicio de la presente legislatura. 

Suárez-Quiñones ha alabado también la labor de prevención activa y de formación que viene realizando el Centro de Defensa del Fuego (CDF), con numerosas acciones formativas, tanto presenciales como ‘online’.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: cyl

Subsección: junta-de-castilla-y-leon

Id propio: 34348

Id del padre: 96

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política