Miércoles, 19 de Junio de 2019
Buscar
Muy nuboso
23 °C
El tiempo HOY

salud

Más tiempo

Las técnicas de concentración son importantes para que desarrolles las labores del día organizada y eficazmente

Te gustaría que el día tuviera 48 horas, exprimir al máximo la jornada para que ésta te cundiera el doble. No podemos alargar más horas el día, pero si ofrecerte técnicas para que le saques más partido a tu tiempo. Sigue nuestras recomendaciones y veras como el día te cunde más.

Más tiempo

En la cultura occidental estamos acostumbrados a relacionar rapidez y eficacia, un error que nos lleva a acelerar continuamente el ritmo de nuestras vidas y nos impide prestar atención a otros aspectos que pueden mejorar con mayor efectividad nuestro rendimiento. Hablamos de la concentración, la capacidad de nuestro cerebro para aislarse de todo aquello que le rodea y centrarse en un estímulo concreto.

Nuestra capacidad de concentración está estrechamente ligada al interés. A todos nos resulta más fácil concentrarnos en una buena película que en un pesado informe sobre ventas, sin embargo, existen algunas herramientas que podemos utilizar para que nuestro cerebro se enfrente a un reto menos estimulante con la misma capacidad de concentración.

Utiliza tu mente como si fuera un zoom: tu cerebro es como una cámara que recibe numerosos estímulos. Cuando tengas que concentrarte en algo, intenta imaginar que dispones de un zoom que elimina de tu campo visual aquello que no te interesa enfocando únicamente el objeto en el que quieres centrar todas tus energías.

Una cosa y nada más: para obtener un mayor rendimiento es necesario centrarse en una sola actividad procurando interrumpirla lo menos posible. Estamos muy habituados a realizar varias cosas a la vez o a llevarlas a cabo mientras pensamos en lo que tenemos que hacer a continuación. Es mucho más efectivo encarar nuestras obligaciones de una en una. Visualiza las tareas que tienes que hacer y con la imaginación colócalas en fila india. Concéntrate en cada una de ellas sin preocuparte en la que viene detrás.

Céntrate en los beneficios: cuando nos enfrentamos a una tarea que de entrada no nos resulta atractiva, debemos romper la barrera del desinterés. Si te planteas ese trabajo como algo aburrido, por muy elevado que sea tu cociente intelectual poco podrás hacer.

Intenta enfocar tus pensamientos hacia los beneficios que ese esfuerzo te va a reportar: aprobar un examen, apuntarte un tanto en el trabajo o, sencillamente, la satisfacción de hacer las cosas bien hechas.

Cuánto más te interese, más lograrás aumentar tu nivel de concentración.

Relativiza: otra técnica al enfrentarnos a una tarea monótona es tomar conciencia de que no vamos a estar toda la vida haciendo lo mismo y que sólo se trata de un instante dentro de un proyecto global que sí nos satisface.

También hay que evitar llegar al agotamiento. Si uno se fatiga empieza a percibir el trabajo con un sentimiento negativo y el cerebro lo rechaza. En los estudios es importante concentrarse en lo que se hace sin pensar en los resultados. Si nos preocupamos de los resultados, vamos a sentir miedo y el miedo disminuirá nuestro rendimiento. En el trabajo hay que tener confianza en uno mismo, iniciativa e intentar cooperar con los demás.

Más tiempo

EL ENEMIGO

Tus peores enemigos son las preocupaciones, un mal ambiente y la fatiga. Para comenzar, si estas preocupad@ por algo te va a costar más concentrarte. Haz un esfuerzo por entender que la mejor forma de resolver problemas es ocupándose de ellos, no preocupándose. Afróntalos por prioridad y uno a uno. Además, una mala iluminación, un ambiente cargado o exceso de ruido pueden arruinar el mejor trabajo mental. Busca un lugar que te relaje. Y por último, ten claro que no es posible mantener siempre el mismo nivel de concentración. 

30 MINUTOS

Pasados los 30 minutos nuestra capacidad de concentración desciende y empiezan a aparecer señales de fatiga. Es recomendable hacer breves interrupciones cada media hora para realizar un paseo o relajar la mente de la actividad que nos causa fatiga. Respira y oxigénate.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Se cerrará en segundos

Sección: salud

Subsección: salud

Id propio: 2331

Id del padre: 53

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política