Sábado, 23 de Marzo de 2019
Buscar
Nubes dispersas
8 °C
El tiempo HOY

salud

Los niños, lectores en potencia

Anima a tus hijos a leer

Conseguir que nuestros pequeños sientan atracción por la lectura y dejen a un lado su adicción a los videojuegos no es tan complicado como pensamos. Con nuestro propio ejemplo y contándoles cuentos desde pequeños podemos llegar a conseguir que sean unos buenos lectores.

Los niños, lectores en potencia

Todos recordamos aquellos libros que nos hicieron soñar cuando éramos niños o que nos hicieron vivir aventuras y mundos fantásticos que hacían volar nuestra imaginación. Enseña a tus hijos y dales la oportunidad de que tengan la misma vivencia.

La literatura infantil es el origen verdadero de la formación del ser humano, de lo que un niño va a ser para siempre. Los libros que leemos de niños nos forman para toda la vida. Es por eso que es tan importante que los más pequeños se aficionen a na actividad que aúna entre el entretenimiento y la cultura, la fantasía y el aprendizaje. Aprende a conseguirlo.

El amor por los libros se puede asentar desde muy corta edad. A todos los niños del mundo les gusta escuchar cuentos y narraciones; para ellos es una necesidad ligada al desarrollo de su inteligencia  su vida emocional. A través de los cuentos, los niños alimentan su imaginación y una vida interior, y reciben enseñanzas y valores muy difíciles de transmitir de otra manera.

El niño se sumerge por completo en el cuento narrado, y crea las imágenes correspondientes en su mente. Si cultivamos esa capacidad para vivir en su imaginación las historias que escucha, de un modo natural tratará de buscar nuevas vivencias, de una forma cada vez más autónoma, mediante la lectura. Por eso, nada como empezar desde pequeños, rindiéndonos sin condiciones a su petición: mamá, papá ¿me cuentas un cuento? Incluso los niños más mayorcitos disfrutan escuchando las narraciones, lo que conviene hacer si nos lo pide, especialmente si todavía no ha arraigado en

Para que leer se convierta en un placer, podemos hacer de la hora del cuento un momento especial y agradable, en el que mamá o papá están enteramente disponibles para ellos. El clima de confianza y complicidad que se crea a la hora del cuento es algo que trasciende ese rato y puede mejorar la vida en familia en conjunto es importante recrearse en la lectura del cuento, no dudar en teatralizarlo un poco, entonando las diferentes voces de los personajes. Eso les hará disfrutar mucho más, y les ayudará a sumergirse aún más en la historia y vivirla más intensamente.

Por otro lado es muy importante saber escoger libros que sean atractivos para los niños, que les cautiven. Cuando son pequeños, una forma de acertar es leerles cuentos tradicionales, ya que el hecho de haber resistido el paso del tiempo es una garantía de su "gancho".

Hay que prestar también atención a lo que el niño nos pide, y no tener reparos en repetir una y otra vez las historias que necesita escuchar. Por otra parte, la lectura debe ser siempre un placer; por ello no puede ser un error comprar a los niños "libros educativos" que no interesen para enseñarles cosas que en realidad aprenderán en la vida diaria, o en el colegio. A través de los libros, los niños necesitan satisfacer sobre todo su deseo de magia y fantasía.

Una forma de motivarles es aprovechar ese magnífico recurso que nos ofrece la psique infantil, que es su capacidad para aprender a través de la imitación. Si los niños nos ven leer, instintivamente van a tratar de imitarnos. Si ven que leer nos produce placer, querrán hacer lo mismo.

Los niños, lectores en potencia

QUE APRENDA CON EL EJEMPLO

Cuenta cuentos a tus hijos todos los días, haciendo de ello un ritual agradable. Los niños más pequeños necesitarán historias muy sencillas adaptadas a su edad. Puedes además, animarle a hacer un dibujo sobre la historia que narra el cuento y explicártelo.

COMO MÁXIMO 2 HORAS FRENTE A LAS PANTALLAS

El tiempo dedicado a las pantallas (tv, videojuegos, ordenador...) debe ser controlado. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños menores de 2 años no estén ante una pantalla, y que los niños mayores de 2 años no pasen más de 1 a 2 horas al día ante una pantalla, siempre que se elijan programas de calidad

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Se cerrará en segundos

Sección: salud

Subsección: salud

Id propio: 2147

Id del padre: 53

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política