Sábado, 23 de Marzo de 2019
Buscar
Nubes dispersas
8 °C
El tiempo HOY

salud

Gym urbano

Ponte en forma sin salir de la ciudad.

Para oxigenar tus células, ponerte en forma, cargas tus pilas y llenarte de energía, ya no hay excusa. Lo mejor es salir al campo para llenar los pulmones de aire puro, pero si no te es posible, no renuncies a ponerte en forma y cuidar tu cuerpo. Disfruta del deporte y el buen tiempo sobre el asfalto.

Gym urbano

Celebrar la subida de los termómetros, dar un empujoncito a la operación biquini, desperezarse del letargo invernal... cualquier excusa sirve para pasarse al fitness a cielo descubierto. Y, si lo que más a mano te quedan son las calles de la ciudad ¿Por qué no aprovecharlas?

Dejando de lado inevitables tubos de escape y socavones de obras por doquier, el street training tiene sus ventajas y es que está probado que practicar deportes en exterior, además de quemar calorías y aumentar la capacidad cardíaca y pulmonar, entraña beneficios extra como aumentar la energía o hacernos generar más endorfinas.

Entre lo más novedoso para ponerse en forma al aire libre está el Breathwalk o Breathwalking, cuya traducción al castellano sería algo así como “caminar respirando”. Una nueva forma de “darse un paseo” e idónea para practicarla en la ciudad, su base es aprovechar al máximo los beneficios de la actividad de andar a través de la correcta sincronización de los pasos y la respiración con el objetivo de ayudarnos a equilibrar cuerpo y mente.

Fácil y efectivo, este entrenamiento no para de ganar adeptos. Seguido por miles de personas en todo el planeta, al Breathwalk recurren desde atletas profesionales para mejorar su rendimiento hasta altos ejecutivos que buscan renovar energías y combatir el estrés. Basado en pautas orientales como el yoga, es una sabia combinación de ejercicio y relajación.

En líneas generales, comienza con suaves estiramientos destinados a descargar las articulaciones para, inmediatamente, iniciar el paseo cuya intensidad se ira aumentando de forma gradual. La clave de la eficacia es concentrarse en todo momento en los movimientos y la respiración: sentir y visualizar como repercuten los años  los pasos en la musculatura, como entra y sale el aire del organismo... Pasados unos diez minutos hay que adaptar la respiración a un ritmo constante, contando hasta cuatro al inspirar y al espirar. De esta forma se respira más profundamente, con lo que llega un extra de oxígeno al cerebro y se produce una intensificación del bienestar. La concentración es la noción básica y para lograrla, los creadores de la técnica recomiendan convertir el ritmo de respiración en una especie de mantra. Como broche al paseo (que para que sea efectivo nunca debe durar menos de 30 minutos) se recomiendan una serie de estiramientos de yoga sin dejar de controlar la respiración.

Y para quien prefiera “lo de toda la vida”. El jogging, footing, running o simplemente carrera, en castellano, es todo un clásico de los deportes urbanos. Con tantos detractores como defensores, lo cierto es que es una magnífica opción para conjugar aire libre, deporte y gasto mínimo. Adecuado para casi todas las edades y estados físicos (por supuesto a distintos ritmos e intensidades), a no ser que se tenga una afección cardíaca, correr es de lo más saludable para potenciar la respiración aeróbica y mejorar la actividad cardio-muscular. Ideal para tonificar las piernas, es uno de los deportes que más calorías por minuto nos hace quemar (unas 10,4) y es altamente oxigenante, sobre todo si se practica alejado del tráfico, en parques o circuitos apartados de las calles más concurridas.

Para evitar lesiones hay que realizar siempre un calentamiento de unos 15 minutos, elegir como pista superficies cuanto más llanas mejor y preferiblemente blandas (tierra o césped), una medida muy recomendable siempre, pero indispensable para personas con sobrepeso. En todo caso la mejor forma de guardarse de “daños colaterales” es aprender a correr correctamente. Por eso, contar con un “personal trainer” que vigile nuestra carrera no es una frivolidad.

Gym urbano

Otra opción es sobre ruedas. Pedaleando o deslizándose, la bici y los patines además de formas de desplazamiento óptimas para reconciliarse con el medio ambiente disminuyendo las emisiones contaminantes son, los medios de transporte más rápidos para moverse en la ciudad.

Como deporte, el ciclismo urbano es una actividad ideal para desarrollar la resistencia cardiovascular y reforzar la musculatura y las articulaciones de las extremidades inferiores (de la cintura a los pies), además de favorecer la oxigenación sobre todo si se huye de las áreas más contaminadas y se practica en zonas verdes. Su principal “pero” es que no es un deporte completo y conviene asociarlo con algún otro que incida en el desarrollo de la parte superior del cuerpo, en especial los brazos y la musculatura abdominal, que no trabajan nada encima de la bicicleta.

 

La ciudad

No todas las urbes son aptas para la práctica de estos deportes. En nuestro caso, pese a las agotadoras cuestas y a algunos baches, disponemos de zonas verdes en el centro y en la periferia de la ciudad. Por ello, es fácil encontrar la forma de realizar esta rutina diaria. ¡Ánimo! En poco tiempo te sentirás genial.

50%

Montar en bicicleta con regularidad reduce en más de un 50% el riesgo de infarto, fortalece el sistema inmunológico, combate el estrés y la ansiedad y ayuda a prevenir dolores de espalda. Los patines tonifican las piernas, muslos y caderas y eliminan rápidamente la grasa d estas zonas. Es anticelulitis.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Se cerrará en segundos

Sección: salud

Subsección: salud

Id propio: 2886

Id del padre: 53

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política