Martes, 27 Febrero 2024
Buscar
Muy nuboso
1.2 °C
El tiempo HOY

reportajes

Roma bajo el agua

Image

Una década sin encontrar solución al puente romano

El puente romano-medieval de Vinuesa sigue esperando una solución.  Una década después de plantear su traslado la Confederación Hidrográfica del Duero, este monumento parece condenado a seguir bajo las aguas. Hay nueva propuesta, pero sigue faltando lo fundamental: dinero.

Image

Image

Tanto el Ayuntamiento de Vinuesa como la asociación Salvemos el puente consideran que la mejor solución para evitar que el puente termine desapareciendo para siempre -y no sólo bajo las aguas- es trasladarlo más a la cola del pantano, en dirección a Molinos de Duero, en el entorno de la fuente de los Curas.
Con ello descartan definitivamente la posibilidad apuntada en 1999 por la Confederación Hidrográfica del Duero, propietaria del monumento, para trasladar el puente a terrenos municipales junto al arroyo Remunicio.
La alcaldesa visontina Asunción Medrano asegura que la CHD sólo planteó un proyecto que no tenía compromiso económico para realizarlo. Desde entonces ha llovido mucho y el puente ha dormido bajo las aguas del pantano todos los inviernos.
En 2005, la entonces ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, se comprometió a dedicar el 1 por ciento cultural a la restauración del puente pero puso una condición: que se declarase BIC, un paso que depende directamente de la Junta de Castilla y León. “Por lo tanto, polémica entre dos administraciones, y en medio, bajo el agua, se queda el puente romano”, sentencia.
Para el delegado territorial de la Junta en Soria, Carlos de la Casa, hay una cosa clara: la ley estatal de Patrimonio obliga al titular del monumento a su conservación. Y el propietario del puente romano, apunta, no es otra que la CHD, esté o no declarado BIC. “Un BIC es un monumento al que se le reconocen unos valores por encima de la media; no es un truco para restaurar”, aclara, invitando a la corporación visontina a llamar a las puertas de la CHD y obligar a restaurar el puente, como hace con un vecino con una casa ruinosa.

 

una propuesta sin financiación

LA CONFEDERACIÓN Hidrográfica del Duero, en el plan de usos del embalse de la Cuerda del Pozo presentado en 1999, planteó un proyecto de ejecución para trasladar, restaurar y reubicar el puente romano-medieval de San Mateo a unos terrenos municipales situados junto a la ermita de San Antón, sobre el arroyo Remunicio.
EL AYUNTAMIENTO de Vinuesa solicitó en 2005 la declaración de Bien de Interés Cultura (BIC) para el puente. La comisión territorial de Patrimonio Cultural de Soria informó favorablemente sobre su declaración. La CHD se comprometió a buscar financiación para el traslado si el puente era declarado BIC.
LA CORPORACIÓN visontina solicitó  en 2006 a la consejera de Cultura que agilizase la declaración de BIC. El Senado instó al Gobierno a que, a través de la CHD, tomará medidas para preservar el puente.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Sección: reportaje

Subsección: Reportaje

Id propio: 462

Id del padre: 45

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia