Jueves, 20 de Junio de 2019
Buscar
Muy nuboso
11 °C
El tiempo HOY

reportajes

Historia viva

El nuevo modelo de gestión mejora la difusión de Numancia

Numancia es historia viva y mito universal, pero quiere ser también motor de desarrollo económico de la provincia. La Asociación cultural Tierraquemada ha cogido las riendas desde Semana Santa de la gestión del yacimiento, tras el convenio firmado a primeros de año entre la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Garray. El objetivo principal: que ningún visitante se vaya sin conocer Numancia.

Numancia es la ciudad que más citan los historiadores romanos de la época, después de Roma, cuenta César Gonzalo, guía del yacimiento, nada más empezar el recorrido a un grupo de visitantes. “Fueron los propios romanos quienes se encargaron de mitificar Numancia, porque, cuando tenían problemas de división interna, le ponían como ejemplo de vivir y morir juntos”, subraya. Casi una hora y media después, termina una visita guiada que, según subraya el presidente de la asociación Tierraquemada, Alberto Santamaría, termina muchas veces con aplausos de los visitantes. “Lo más importante es que el visitantes se va totalmente informado. Y se convierte en un potencial vendedor del yacimiento; la experiencia nos lo dice así”, señala. 
La citada asociación ha comenzado este año a gestionar las visitas guiadas a Numancia, en un nuevo modelo que revertirá los posibles beneficios directamente en la mejora del propio yacimiento gracias al convenio suscrito por la Junta y el Ayuntamiento de Garray.

Primeros pasos
La historia, el entorno, el cerco... “Se hace vivir al visitante como fue Numancia”, apunta. Todo con guía o audio-guía, al precio de cinco euros y tres en tarifa reducida. Los niños menores de doce años no pagan.  “No se ve especial rechazo por la entrada”, señala. Hasta la fecha, más de 14.000 personas han revivido Numancia este año. En abril, cuando comenzó a funcionar el nuevo modelo, lo hicieron 4.022 personas, de ellas la mitad en los días festivos de Semana Santa. En mayo pasaron 3.340. La media de los últimos años está entre 30.000 a 40.000 visitantes. En 2014 se llegó hasta 37.357, un ligero descenso respecto a 2013, donde se registraron 38.180. A la vuelta de un año, analizarán la gestión y plantearán los posibles cambios, si fueran necesarios, a la Junta.
La asociación cultural Tierraquemada sueña con que todas las administraciones colaboren en impulsar un proyecto a cinco o diez años para que Numancia tenga un centro de recepción acogedor, un yacimiento con más casas reconstruidas, y más publicidad para atraer visitantes. “Un yacimiento que pueda doblar la cifra que tiene ahora de visitantes”, resume. La mayoría de los partidos políticos han recogido en sus programas apostar por Numancia como marca provincial. “Estaremos con todos para que se convierta en un proyecto en el que empujemos todos en el mismo sentido”, avanza.
El deseo de Tierraquemada, que moviliza a quinientos voluntarios, es que el yacimiento de Numancia, dentro de sus posibilidades, siga la estela económica que está dejando Atapuerca en Burgos. “Entendemos que debe haber una apuesta por Numancia como atractivo turístico, como activo arqueológico y cultural. Hay que utilizar la marca Numancia como un activo de la provincia”, reivindica. Entretanto, sigue atascado el comprometido centro de interpretación, por la falta de disponibilidad de los terrenos. Para Santamaría, habría que reorientar este proyecto y convertirlo en un centro de recepción cómodo y accesible. “Es más viable, más rápido de hacer y menos costoso”, argumenta.

Historia viva

Recorrido por la historia

En el recorrido por el yacimiento de Numancia, los visitantes conocen que  los antiguos pobladores recogían el agua de lluvia en aljibes o depósitos, excavados en el manto natural y realizados con piedra. Estaban en los patios de las casas, para uso particular, o en las esquinas de las manzanas, para uso comunal.

La encrucijada de calles pone de manifiesto a los visitantes que la antigua ciudad estaba bien planeada para protegerse del viento. El encuentro de sus tramos era de forma escalonada para cortar el aire. Las grandes piedras dispuestas en el centro ayudaban a pasar de una acera a otra sin enfangarse, ya que las calles recogían los desagües de las casas.

LAS CIUDAD estaba rodeada por una potente muralla, reforzada en diferentes puntos con torres rectangulares de mayor altura. En algunas zonas, las casas se adosaban al muro, pero en otras dejaban una estrecha calle de ronda. La muralla controlaba el exterior e interior.

LAS CASAS DE época romana eran más grandes que las celtibéricas. Estaban hechas de piedra, manteniendo algunos elementos constructivos anteriores, como la cubierta vegetal. Las viviendas celtibéricas tenían base de piedra y paredes recrecidas con postes de madera y adobe y se techaban con cubierta vegetal.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Se cerrará en segundos

Sección: reportaje

Subsección: reportaje

Id propio: 3419

Id del padre: 44

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política