Miércoles, 26 de Junio de 2019
Buscar
Cubierto
35 °C
El tiempo HOY

ocio

Camino de San Saturio

Recorrido por la ermita del patrón de Soria

Pasado San Polo,  siguiendo la orilla izquierda del río Duero, uno de los caminos más transitados por Machado, el visitante llegará hasta le ermita de San Saturio, patrón de la ciudad.

Interior de la ermita de San Saturio 

San Saturio es el santo anacoreta de la ciudad de Soria. Saturio fue un noble godo nacido en el año 493, que a la edad de cuarenta años decidió repartir todos sus bienes entre los pobres, retirándose a la inhóspita soledad de ermitaño cerca del río Duero. Su ermita actual se construyó a finales del siglo XVII, colgada sobre un roquedal al lado del Duero, con un impacto visual incomparable, según resumió Gaya Nuño.

Ermita de San Saturio El arquitecto fue Pedro de Ajín, en pleno período barroco. La ermita es sobría en la piedra, pero rica en retablos y pinturas.
El interior de la ermita es un recorrido con muchas sensaciones por descubrir. Una vez dejada atrás la hermosa vidriera que representa a San Saturio con su discípulo Prudencio, la Sala del Cabildo de los Heros recibe al visitante con una efigie del santo colocada en el lugar de honor. En este lugar celebraban sus juntas la hermandad de labradores.

12:00 HORAS
Subiendo la escalera se llega a la primitiva cueva donde se dio culto a San Miguel, la que según la tradición, habitó el santo, y junto a ella estuvo enterrado su cuerpo hasta que en el siglo XVIII se construyó el actual templo, en el que reposan ahora sus restos al pie del altar mayor. En esta estancia se encuentra la imagen de Santa Ana -madre de la Virgen-, con un sinfín de deseos depositados por las sorianas.

12:20 HORAS
Por una escalera adosada a la roca se sube a dos salas capitulares, desde cuyos balcones se contempla el bello panorama de las orillas del Duero.  La iglesia es de planta octogonal alargarda, cubierta con cúpula de ocho plementos y linterna. El interior muestra diversas pinturas al fresco de Antonio Zapata, el pintor soriano barroco más destacado, discípulo de Antonio Palomino. En dos de estos lienzos, el visitante observará la silueta del castillo de Soria, tal como estaba antes de su destrucción. En los muros contemplará escenas referentes a la vida del santo. Empezando por el lado del Evangelio: San Saturio repartiendo su hacienda entre los pobres; después, ya ermitaño, orando en la capilla de San Miguel; encima de la puerta principal, y en un pequeño recuadro, el santo tentado por los siete pecados capitales; el santo predicando, y en los restantes del lado de la Epístola, hacia el altar mayor, el paso milagroso de San Prudencio por el Duero sobre  su capa, la muerte de San Saturio y su canonización por su discípulo San Prudencio, cuando ya era obispo de Tarazona.

13:30 HORAS
Para abandonar la ermita, se desciende por la escalinata exterior de piedra que costeó en el siglo XVIII un mercader de lanas portugués, devoto del santo. En la plazoleta, en un muro de la escalinata, hay sendas placas con dos estrofas de Machado alusivas a este entorno.

Comparte esta noticia

Últimas fotogalerías

Se cerrará en segundos

Sección: ocio

Subsección: rutas

Id propio: 31

Id del padre: 47

Vista: article

Ancho página: 0

Es página fotos: 0

Clase de página: noticia

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política